salas-blancas-optimaled
Curiosidades LED

Tu curiosidad por las Salas Blancas finaliza hoy

Muchas veces has oído hablar de ellas. Esas habitaciones de las películas donde la gente va con trajes especiales y descontaminados. ¡Descubre la realidad de estas salsas!

¿Qué son las salas blancas?

Una Sala Blanca es un espacio cerrado que permite unos niveles de contaminación realmente bajos. El ambiente se encuentra bajo rigurosos sistemas de control. Deben controlar entre otras cosas la iluminación, las partículas del aire, temperatura, humedad… Estas habitaciones reciben también el nombre de “ambiente controlado”.

Este tipo de salas, engloba además de las salas blancas, espacios con maquinaria sensible como las salas de rayos X o de cableado de alta tensión.

¿Cuándo aparecieron por primera vez?

El inicio de estas salas, fue una causa médica, en ese momento se conocían como “salas limpias”. A finales del Siglo XIX los cirujanos se dieron cuenta de que se reducían considerablemente las infecciones con una ventilación intensa en los quirófanos.

La primera sala limpia moderna la diseñó un físico norteamericano en 1960. Su principal innovación fue integrar un flujo de aire constante y muy filtrado. Así, expulsaba las impurezas del interior.

¿Para qué sirven?

Estas habitaciones especiales son utilizadas en procesos que requieren un aire sin impurezas. Es decir, para desarrollar productos microelectrónicos, medicamentos, alimentos… La industria alimentaria, por ejemplo, necesita la contención de partículas y la contención bacteriológica para superar la garantía de calidad del producto.

termómetro-optimaled

¿Qué se controla en ellas?

  • Flujo de aire en una sala limpia: flujo de aire altamente filtrado. Existen dos tipos de flujo de aire. Por un lado, el multidireccional, que diluye la contaminación aportando aire limpio. Por otro lado, la unidireccional, atraviesa la sala de forma uniforme de manera que elimina la contaminación sin opción de que se disemine.
  • Contaminación personal: Los propios usuarios de la sala son la fuente principal de microorganismos. De ahí el control exhaustivo y la descontaminación previa a la entrada en la misma. La vestimenta con la que se entra en la sala, se quita y descontamina inmediatamente al salir, al igual que al entrar.Las duchas de aire son un recurso utilizado en estos casos. Emplean jets para dirigir el caudal de aire a gran velocidad y retener la suciedad en sus filtros. Gracias a ellas, se realiza una limpieza exhaustiva del personal y el material a introducir en la sala.
  • Niveles de humedad y electricidad estática: Cero condensación y un nivel de humedad constante entre el 40-60%. Así, se evita la electricidad estática. Por último, se necesita una red de tierra diferente a la del resto del edificio con una resistencia muy baja.
  • Temperatura: Varía dependiendo de la actividad que se realiza en el interior.
  • Iluminación: La calidad de la luz debe ser asombrosa. Ten en cuenta que los procesos realizados en estás salas requieren gran precisión. La dificultad para conseguirlo es que el sistema de ventilación suele ocupar el 90% de la superficie de la sala. La adaptabilidad y la calidad de la luz LED , la vuelven la mejor opción para estas salas.

Dudas despejadas, ¿o te queda alguna? No dudes en comentar.