Luz blanca o cálida
Consejos LED

¿Luz blanca o cálida?

Cada ambiente del trabajo, casa u oficina requiere de una iluminación específica, esta le da sentido a cada espacio. Por ejemplo la luz usada en la cocina puede ser luz blanca o fría para así lograr un ambiente dinámico, en cambio en el dormitorio puede usarse luz amarilla o cálida para de esta manera lograr un ambiente más tranquilo y acogedor que permita la relajación y el descanso.

Esto se logra seleccionando el tipo de luz de acuerdo al ambiente que se quiera lograr en cada uno de los espacios en los que se desea iluminar.

El color o la tonalidad de la luz se mide en grados Kelvin (K), de manera que mientras mayor sea el número de grados Kelvin más fría o blanca será la luz, por el contrario mientras menor sea el número de grados Kelvin más cálida o amarilla será la luz. Por ejemplo: la luz de un tono amarillento es una luz cálida debido a que su tonalidad está por debajo de los 3300 grados kelvin, en cambio la luz blanca o fría tiene un valor de 5500 a 6500 grados Kelvin.

La manera como iluminamos un área puede influir a tal punto que puede ser agradable estar en un lugar, o por el contrario puede resultar molesto, esto se debe a que la luz tiene que ser de una tonalidad adecuada para ir acorde con el ambiente que se necesita en ese espacio. Ejemplo: en un salón de clases es necesaria luz blanca para así facilitar la lectura y mantener un ambiente idóneo para el estudio, por otra parte una habitación requiere una luz más calidad que propicie el descanso, de manera que sea agradable y relajante estar ese lugar.

Debido a su alta luminosidad la luz blanca es la mejor opción para iluminar lugares donde se requiere lectura, espacios donde transitan personas, talleres de reparación, salas amplias, exteriores, entre otros. Este tipo de luz nos permite apreciar los espacios decorativos. Ofrece una larga vida útil, una bombilla de luz blanca puede durar de cinco mil a siete mil horas. No genera calor debido a que las pérdidas de energía son muy bajas. Sin embargo las bombillas de luz blanca son más costosas que las de luz cálida.

Por su parte la luz cálida le da una sensación agradable de relajación al ambiente que ilumina. Sus bombillas son más económicas que las bombillas de luz blanca. Realza los relieves que ilumina, esto es beneficioso en lugares donde se exhiban obras de arte o pinturas, por ejemplo los museos.

Sin embargo la vida útil de las bombillas de luz cálida es relativamente corta (alrededor de mil horas), generan calor porque presentan pérdidas debido al material con el cual están construidas, por lo que no se puede tocar al estar encendidas ya que pueden quemar. Cabe destacar que con la tecnología de bombillas LED podemos tener luz cálida o luz fría e incluso en distintos tipos de colores.

Así que a la hora de elegir el tipo de luz a usar para un determinado espacio o ambiente es necesario tomar en consideración estos aspectos para poder brindar la mejor sensación posible y hacer de cada lugar un espacio especial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *